Los hombres celosos tienen  la creencia de sospechar, o vivir con el miedo que su pareja le será infiel. Es por desconocer como funciona el cuerpo y la mente de una mujer. Cometen el error de juzgar a una mujer como si ella fuera un hombre. A la mujer que se siente llena en lo afectivo emocional, que es feliz con su pareja, le es muy difícil y complicado querer tener sexo con otro hombre.FB_IMG_1549863838088

Las mujeres somos diferentes porque a los hombres, la TESTOSTERONA (La hormona que controla el deseo sexual), les mantiene todo el tiempo “siempre listos” o pendientes, despiertos, deseosos, y ansiosos de tener sexo, es algo físico, como tener hambre en forma permanente, y cada día deben luchar por mantener a raya el deseo sexual que lucha con la decisión de ser fiel a su pareja.

Las mujeres somos diferentes, tenemos  una mínima producción de esta hormona, razón por la cual nosotras pensamos y actuamos totalmente distinto a un hombre.

A veces la mujer puede ser infiel por venganza, por curiosidad, o por dinero, entre otras causas, pero siempre es algo que elaboró en su mente como respuesta a alguna situación particular que vive en la vida, y no por una insaciable necesidad sexual.20190304_150507

Para tener sexo con una mujer, primero tendrás que conquistar su corazón, y eso sólo puede pasar cuando está carente de amor de parte del hombre que ella ama, pero  si su corazón está bien satisfecho, no tendrá mucho interés sexual en otro hombre . 

Cuando su pareja descuida esos gestos de amor, que para ella, son el alimento de su alma, que la hacen sentir bonita, deseada, como la mujer más especial del planeta, cuando no la escuchan, cuando no la hacen reír, cuando no la hace sentir viva puede que escuche o preste interés en otro.

Si eres ese tipo de hombre, estás en pareja, y no estás cuidando esos detalles con tu mujer, ya no eres detallista, ya no quieres salir a caminar con ella, no la tomas de la mano, ya no la abrazas con cariño, el sexo es solo placer tuyo, no la ayudas en la casa, ni  te preocupa saber si ella es feliz a tu lado, o ya no la sigues conquistando cada día… quizás tengas razones para preocuparte. Porque por todo eso que tú ya dejaste de hacer, ella tanbién dejará de tener deseo sexual. Al menos, contigo.

 

De por ahí…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: