La caja de mis secretos

Esos zapatos que llevas puestos, no es la primera vez que te los pones, ni la segunda. Y por ese motivo al llegar a tu casa te los quitas con la ayuda del otro pie, ni siquiera te preocupa si se están ensuciando o maltratando, en cambio si fuera la primera vez que te los pones, te los quitarias delicadamente, eso sí fuera, solo si fuera la primera vez.

Ya no.

Ahora llegas después  de un dia de tus cotidianas actividades y lanzas el teléfono  a la cama, o en otro lugar; pero si fuera nuevo lo dejarías en la mesa y hasta tendrias miedo a que se raye.

Y lo mismo pasa con las personas, con tu pareja, y con tu familia. 

Sabemos que están alli y dejamos de mirarlos y tratarlos como la primera vez. 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: