La caja de mis secretos

Existen muchas personas siempre hablando, juzgando o criticando a otros, que no miden lo que dicen.  Hablan sin pensar de su prójimo, no miden consecuencias, no tienen compasión, no les importa nada. Y no saben que todo lo malo que uno hace regresa multiplicado. Años después lamentan su “mala suerte”. Pues no fue mala suerte, fue mala siembra, porque todo vuelve multiplicado.

Esa es la ley.

Lo que sembramos, eso vamos a cosechar. Por eso si no tienes nada bueno que decir, no digas nada. No hablar de nadie es la mejor forma de hablar bien de ti. FB_IMG_1566995897170

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: