La caja de mis secretos

 

Estar enamorado no es Amar. Amar es un sentimiento y estar enamorado es una pasión.

Las pasiones, por definición son emociones desenfrenadas, fuertes, absorbentes, intensas y fugaces como el destello de un flash. Hay que entender esto para poder diferenciar después del enamoramiento del Amor.

Durante el tiempo que dura el enamoramiento, uno vive en función del otro: si llamó, si no llamó, si no está, si me miró, si no me miró, si me quiere, si no me quiere… Estar enamorado es muchas veces enredarse en un doloroso placer, el de la disolución en el otro.

El estado ideal de una pareja no es el de aquellos primeros meses en que estaban enamorados, sino el de todo el tiempo en que se Aman en el sentido cotidiano, verdadero.

Hay que entender que si bien la pasión de estar enamorado es maravillosa, en realidad Amar no es mucho más maravilloso e inaudito. Amar es fantástico porque si bien es verdad que no tiene la intensidad primera de las pasiones, tiene una profundidad que te hace crecer como ser humano y te eleva, de la que el estar enamorado adolece.

Es por esa profundidad que el Amor es capaz de aportar estabilidad al vinculo transformando el embrujo y la fascinación por admiración y aceptación consciente. Porque se puede Amar con los pies sobre la tierra, mientras que estando enamorado se vive en las nubes.

Uno de los temas que surgen cuando hablo de Amar de verdad es la demostración. Demostrar quiere decir probar sin lugar a dudas que algo es verdad. Si yo tengo que demostrarte es porque parto de la idea que no me crees, de lo contrario no hay demostración necesaria.

Entonces, pregunto: ¿Por qué tendría que demostrar que te quiero? ¿Para probártelo? ¿Quién es el que duda y necesita pruebas? Si no crees a tu pareja, ni puedes sentir el Amor del otro este es un problema tuyo. ¿Por qué habría de demostrarte que te quiero? Nadie “tiene que” demostrar nada.

Si dices te quiero para mostrarme que me quieres, la verdad es que no me sirve, así que no lo hagas. Ahora, si me dices te quiero porque es lo que sientes, mas allá de demostrarme nada, por favor no dejes de hacerlo, porque quiero que sepas que me encanta escucharte y sentirte.

Y a pesar de mi placer nunca lo hagas en función de mi, hazlo en función tuya y de tu sentir o no lo hagas. No sirven los actos de Amor dirigidos a que el otro se entere de que lo quiero por miedo a su reproche o por miedo a perderle.

Lo importante de toda relación interpersonal no es que yo te diga que te quiero, ni que te lo demuestre para que te sientas bien. Lo importante es si tú te quieres lo suficiente, porque en esa medida te puedes sentir querido o no.

*Extraìdo de “El camino del encuentro” de Jorge Bucay

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: